Alimentación Según La Edad COMPROBADO!!

Alimentación Según La Edad

Alimentación Según La Edad

A lo largo de la vida, el ser humano no para de consumir alimentos. Desde que nace hasta que muere, entre diez y veinte toneladas de productos alimentarios pasarán por su boca.

En cada época de la vida existen unos alimentos especialmente idóneos, que deben ser capaces de satisfacer las necesidades de nutrientes propias de cada periodo.

1. Alimentación Del Bebé

Los bebés encuentran en la leche materna todos los nutrientes indispensables para su desarrollo. En un bebé sus diferentes órganos y aparatos apenas comienzan a prepararse para sus funciones.

Puesto que la primera leche que consume el bebé se llama Calostro y es rica en anticuerpos, los cuales son proteínas capaces de reconocer y unirse específicamente a las estructuras contra las que están dirigidas (los antígenos).

Sobre todo, permitiendo su reconocimiento y facilitando su destrucción por el conjunto del Sistema Inmune. Estas proteínas se producen como una reacción frente a macro-moléculas extrañas al propio organismo, siendo especialmente importantes.

También, por su efecto protector, las que reconocen a aquellas estructuras que forman parte de las membranas de los microorganismos.

Alimentación Según la Edad

Alimentación Según la Edad

Aunque su papel protector es siempre importante, su forma básica de actuación difiere en función de la especie animal de que se trate.

En el hombre, los anticuerpos de la madre son capaces de atravesar la placenta y de esa forma el niño adquiere un cierto grado de inmunidad pasiva antes de nacer.

Las inmunoglobulinas calostrales no se absorben, sino que permanecen en el tubo digestivo al que protegen contra la colonización por microorganismos patógenos.

Alimentación Según La Edad

En 1915 se propuso el uso para la alimentación humana de leche enriquecida con altos niveles de inmunoglobulinas específicas frente aciertos agentes patógenos, las llamadas leches hiperinmunes. 

Estas leches se han elaborado a nivel experimental inmunizando vacas frente a agentes bacterianos y víricos.

También causantes de infecciones gastrointestinales en niños y obteniendo el calostro, del que se puede aislar las inmunoglobulinas, o la leche.

Aunque este tipo de productos no se elaboran todavía a escala industrial, serían probablemente de gran interés para su aplicación como agente preventivo o terapéutico en poblaciones con necesidades especiales de protección (inmunodeprimidos, etc.), tanto de niños como de adultos.

Cuando el bebé pasa de la leche materna al biberón, el consumo energético debe ser el adecuado para el niño, no se debe sobrealimentar.

Puesto que cada 24 horas un bebé necesita de 150 mililitros de leche por cada kilogramo de peso.

Como en la leche las bacterias se encuentran presentes o se pueden desarrollar con facilidad. Lo mejor es esterilizar con agua caliente el biberón y el chupón con frecuencia.

No es bueno suministrar al bebé leche de vaca, pues ésta contiene minerales que el riñón del bebé no puede eliminar de manera adecuada.

Las diferentes leches en polvo existentes en el mercado contienen la cantidad justa de nutrientes  para la buena alimentación del mismo.

Además de la leche, puede consumir papillas de frutas que comenzarán a preparar a su organismo a recibir alimentos sólidos.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida.

A los seis meses deben introducirse alimentos sólidos como: Purés de frutas y verduras, a modo de complemento de la lactancia materna durante dos años a más.

2. Alimentación Del Niño

Alimentación Según la Edad

Alimentación Según la Edad

Hacia los 5 o 6 años el niño es capaz de comer los mismos alimentos que los adultos.

Sin embargo, las comidas infantiles deben ser sencillas e incluir una gran cantidad de alimentos naturales.

  • Por lo tanto a esta edad los niños necesitan de una gran cantidad de calorías, pues permanecen activos todo el día y además están en pleno crecimiento.
  • Puesto que se deben evitar los alimentos con altos contenidos de azúcar y reemplazarlos por zumos de frutas y otros nutrientes naturales.
  • Las bebidas azucaradas deben limitarse y no utilizarse para aplacar la sed del niño, para eso es mejor la leche desnatada o el agua.

La formación de hábitos alimentarios saludables debe comenzar desde los primeros años porque los hábitos instalados tempranamente tienden a perdurar a lo largo de la vida.

Por lo tanto el rol de los padres en el desarrollo de hábitos saludables es fundamental ya que no sólo enseñan con el ejemplo, sino que los padres también son quienes pueden orientar qué y cómo comen los niños.

Datos clave: La mejor manera de estimular al niño a comer saludablemente es dándole ejemplo. Los niños irritan a los adultos que ven diariamente. El mensaje que se envía a los niños sobre alimentación dependerá de las conductas alimentarias de sus padres.

3. Alimentación Del Adolescente

La adolescencia comprende el periodo de tiempo desde el inicio de la maduración puberal hasta el fin del crecimiento somático.

Alimentación Según la Edad

Alimentación Según la Edad

Este periodo, que no tiene unos límites cronológicos precisos, se divide en dos etapas a efectos prácticos:

  • De los 9 a los 13 años (primera fase de la adolescencia)
  • De los 14 a los 18 años (segunda fase de la adolescencia).

Uno de los mayores problemas de esta edad es la des-organización de las comidas.

Porque los adolescentes tienden a guiarse por una conducta caprichosa con el consiguiente riesgo de olvidar nutrientes básicos para una correcta alimentación.

La adolescencia es un periodo de crecimiento acelerado con un aumento muy importante tanto de la talla como de la masa corporal.

Es precisamente ahora cuando hay que estar particularmente atentos porque, guiados por un absurdo deseo de adelgazar,  pueden caer en algunos desórdenes alimentarios como la temida Anorexia o la Bulimia.

Sin embargo es frecuente que los adolescentes omitan comidas, sobre todo el desayuno, que consuman gran cantidad de aperitivos, que muestren preocupación por una alimentación sana y natural.

Y si embargo, exhiban hábitos absurdos o erráticos, que tengan un ideal de delgadez excesivo, que manifiesten total despreocupación por hábitos saludables, consumiendo alcohol, tabaco u otras drogas, y no realizando ejercicio físico.

Todos estos factores condicionan grandes variaciones individuales en las necesidades nutricionales, debiendo particularizarse en cada caso el consejo nutricional.

Su esfuerzo mental y el gasto energético exigen una alimentación abundante compuesta por productos sanos.

Los objetivos nutricionales son conseguir un crecimiento adecuado, evitar los déficits de nutrientes específicos y consolidar hábitos alimentarios correctos.

Que permitan prevenir los problemas de salud de épocas posteriores de la vida que están influidos por la dieta, como son:

  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Obesidad
  • Osteoporosis.

Datos Claves:

La mala alimentación en los adolescentes es la causa de muchas de las enfermedades que actualmente se presentan como son:

  • La Hipoglicemia
  • Diabetes
  • Gastritis
  • Anorexia
  • Bulimia
  • Anemia, entre otras.

Es importante crear una conciencia social acerca de una alimentación balanceada, y orientarlos para no aceptar la influencia total de la publicidad sobre la cultura de la imagen perfecta.

Hay que asegurar un aporte caló-rico suficiente, de acuerdo con la edad biológica y la actividad física.

que permita el crecimiento adecuado y mantener un peso saludable, evitando sobrecargas caló-ricas en los casos de maduración lenta.

4. Alimentación Del Adulto

La nutrición en la edad adulta se debe enfocar a mantener la salud y a prevenir el desarrollo de enfermedades.

Por medio del seguimiento y consumo de una alimentación variada, sana y equilibrada de acuerdo a la edad, sexo y actividad física que realiza la persona.

Además el adulto debe ser consciente que una mala alimentación puede perjudicar la salud y acarrear enfermedades cuando llegue a la tercera edad.

Los hábitos alimentarios saludables se deben combinar con hábitos de vida propicios que incluyan la práctica regular de ejercicio físico, así como la reducción de tóxicos como el alcohol y el tabaco.

En esta edad hay cambios fisiológicos importantes que se presentan como el aumento de peso por el incremento de masa corporal que puede conducir a:

  • Obesidad
  • Diabetes
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Hipertensión arterial
  • Hiperuricemia
  • Niveles altos de colesterol
  • Triglicéridos en sangre
  • Problemas respiratorios
  • Dolencias digestivas entre otros.

La clave para mantener un estado de salud adecuado es controlar el peso y para ello, la cantidad de calorías consumidas.

Por lo tanto nunca debe exceder a las gastadas en la actividad diaria. Se deben evitar:

Las comidas enlatadas y con alto contenido de endulzantes y emulsificantes, prefiriendo las comidas frescas, como frutas y verduras.

De igual manera hay cambios marcados en la composición del cuerpo, distribución de la grasa, disminución del agua, músculo y masa ósea.

También de la disminución del metabolismo basal, envejecimiento de los diversos órganos.

5. Alimentación De La Tercera Edad

Los hábitos alimentarios de las personas de la tercera edad, por lo general, suelen ser inadecuados.

Porque se adquirieron en épocas de la vida en que las demandas de energía eran muy superiores a las que poseen en la actualidad.

Alimentación Según la Edad

Alimentación Según la Edad

Además, el metabolismo se torna más lento con los años, lo que también contribuye a que la carga energética normal en otras edades sea excesiva en edades avanzadas.

Por tanto, convendrá a que coman con moderación, lo que también les ayudará a evitar la obesidad o a reducirla.

Claro, si la tienen y a disminuir el riesgo de contraer ciertas enfermedades asociadas a ella.

Debido a que las necesidades de proteínas, vitaminas y minerales siguen siendo las mismas, lo que deben reducir es la ingestión de hidratos de carbono y, en particular, la de grasas, dulces y toda clase de frituras.

El menor consumo de estos últimos alimentos no sólo les dará la posibilidad de mantenerse libres de un tejido adiposo excesivo, sino también la de evitar la ulterior degradación de las arterias.

Aunque la dieta sana y equilibrada es tal vez el factor más importante para la salud, la edad no pasa en vano y supone la aparición  de ciertos achaques o, incluso, de enfermedades.

En consecuencia, una persona anciana, por bien alimentada que esté, puede tener ciertas molestias que no deben descuidarse y que de prolongarse o repetirse, deben ser consultadas con el médico.

Entre ellas: Alimentación Según la Edad

  • La pérdida del apetito
  • El ahogo
  • Los mareos
  • Las molestias al orinar
  • Los cambios en las deposiciones
  • Los trastornos auditivos o visuales
  • Y la debilidad de algún miembro

Como resultado es conveniente hacer una consulta médica si se nota cambios repentinos de humor o una cierta apatía general.

6. Alimentación De Mujeres Embarazadas

Las necesidades energéticas de una mujer embarazada son diferentes. Las exigencias nutricionales son muy elevadas.

Alimentación Según la Edad

Alimentación Según la Edad

Por lo tanto la Ingesta de energía, hierro y calcio es importante porque puede ser ya baja antes del embarazo.

También las necesidades aumentan en forma considerable a medida que la gestación va avanzando.

  • Una mujer embarazada debe consumir unas 300 calorías más de lo que solía consumir antes del embarazo.
  • Estas calorías deben proceder en su mayor parte de carbohidratos de frutas, verduras frescas, pan y cereales.
  • Lo más importante para la madre es evitar el consumo de bebidas alcohólicas y de cigarrillo.
  • También es adecuado disminuir el condimento en las comidas.

El estado nutricional materno en el momento de la concepción es muy importante para el crecimiento y desarrollo del feto. Alimentación Según la Edad

Y, por lo tanto, una dieta sana y equilibrada es primordial tanto antes como durante el embarazo.

Suele suceder que después del embarazo la madre aumenta de peso, eso es normal, pues en su cuerpo aún quedan reservas energéticas importantes.

las cuales irán desapareciendo siempre y cuando el nivel de calorías consumidas por la madre sea bajo.

Si no lo es, el cuerpo seguirá acumulando este exceso en forma de grasa.

MÁS NOTAS RELACIONADAS