Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

por | 15 septiembre, 2017

Atención De Enfermería

El Recién Nacido Enfermo

Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

Durante el período neonatal se observan diversos trastornos que no hay en otras edades. Algunos se relacionan con sucesos de la vida intrauterina, otros son defectos de la transición hacia la vida independiente, y algunos son más alteraciones que pueden presentarse también más tarde, pero que tienen complicaciones especiales cuando se presentan ene el recién nacido.

Muchos de estos trastornos son enfermedades breves y críticas que, cuando se sobrevive a ellas, no tienen efectos posteriores en el bienestar del pequeño. Algunos otros no son más que el principio de una invalidez para toda la vida.

Anoxia es un estado que se presenta cuando el aprovisionamiento de oxígeno a los órganos vitales del recién nacido, en especial al cerebro, sufre reducción muy considerable.

Puede sobrevenir antes del nacimiento cuando la madre padece alguna enfermedad grave, como anemia intensa, insuficiencia cardíaca, choque, o neumonía que impida al feto obtener suficiente volumen de sangre oxigenada a través de la placenta.

También puede presentarse por compresión del cordón umbilical dentro de la placenta (abruptio placentae) al útero, o por separación prematura al desprenderse ésta de la pared uterina.

La anoxia constituye, des de luego, situación grave para el recién nacido; cuando ocurre suele hacerse todo lo necesario para dominarla al momento.

Las criaturas que nacen en ese estado son débiles e incapaces a responder a los estímulos naturales, por lo que la aplicación de medidas de sostén es asunto de vital importancia. El establecer el ritmo respiratorio y mantener la temperatura del cuerpo resulta difícil. Suele necesitarse recurrir a la aplicación de calor externo, administración de oxígeno y práctica de las medidas de reanimación.

Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

Si los periodos de anoxia son breves, los recién nacidos se recuperan pronto y por completo, pero si la falta de oxígeno se prolonga el cerebro se lesiona al punto que la respiración, o no puede establecerse o sólo es posible mantenerla pocas horas después del nacimiento. Se cree que algunos de los trastornos del sistema nervioso central que aparecen en etapas ulteriores de la vida (parálisis cerebral, retraso mental, etc.), pueden ser consecuencia de periodos de anoxia no mortales experimentados por el sujeto al nacer o en el momento procedente.

La anoxia sufrida antes o durante el parto puede hacer también que se llenen los pulmones con desechos que entorpecerán su expansión temprana, complicación que Schaffer llama “Síndrome de aspiración en masa”. Suceden tres cosas cuando se altera la oxigenación del feto antes de su nacimiento:

  1. Se torna inquieto.
  2. Se mueve con mayor actividad.
  3. Agita el líquido amniótico con su sedimento normal de vernix, lanugo y células descamadas de la superficie cutánea. Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

Puede también vaciar el intestino a causa de la tensión y contaminar por lo mismo el líquido con meconio.

Finalmente, los reflejos que lo harán respirar son estimulados prematuramente, con lo que aspirará a pulmones el líquido amniótico con sus partículas suspendidas.

Allí se absorbe el líquido por la circulación pulmonar, pero la partículas sólidas no, y quedan alojadas en los alveolos y los pequeños bronquios que llegan a ellos.

La parte celular produce obstrucción mecánica; el meconio es irritante y puede producir además inflamación de la mucosa bronquial. Si se rompen las membranas y el líquido amniótico se infecta con gérmenes de la vagina, a los problemas pulmonares del pequeño se puede añadir, además, la posibilidad de neumonía.

Insuficiencia Respiratoria (Asfixia)

1. Iniciación De La Función Respiratoria En El Recién Nacido Normal

Una vez separada la criatura de la madre, necesita realizar el trabajo de oxigenación de su sangre con sus propios pulmones.

Los niños que nacen en condiciones óptimas alojan en las vías respiratorias una pequeña cantidad de líquido claro. Es probable que antes de salir del conducto genital, el estímulo ocasionado por la temperatura más baja del ambiente, las manipulaciones que se realizan para ayudar al parto, o los cambios químicos que se produzcan en la sangre del feto al disminuir la cantidad que recibe por la circulación placentaria, activen el centro cerebral de la respiración.

Como consecuencia de ello se ponen en movimiento una serie de actividades musculares reflejas, que hacen emitir sonidos entrecortados y el primero de los gritos que profiere el recién nacido que constituye el más grato de los sonidos que se escuchan en el quirófano toco-lógico.

Con ese motivo casi todo el líquido amniótico que alojaba en los pulmones sale expelido, y éstos se distienden por el aire. El oxígeno entra entonces en contacto directo con los capilares del pulmón. La circulación sanguínea se adapta a la nueva situación y hace que gran parte de la sangre atraviese el campo pulmonar. El centro respiratorio cerebral emite señales periódicas que recuerdan al niño que debe respirar; en pocos segundos queda en condiciones de oxigenar sus propios tejidos e intervenir en su supervivencia.

2. Causas De Asfixia

  • El momento en el cual el recién nacido se ve obligado a proporcionar oxígeno a sus tejidos a expensas de la actividad de sus pulmones, es muy crítico, ya que si no logra realizar esa labor en unos cuantos minutos, le cuesta la vida o sufrirá daño irreparable.
  • Si no le es fácil efectuar la transición que ello supone, se dice que padece asfixia. La palabra tiene un significado muy amplio y comprende cualquier falta de respiración, originada por muy diversas causas. Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo
  • El accidente que supone la asfixia en los recién nacidos constituye un caso de verdadera urgencia, del cual es preciso ocuparse sin esperar a practicar más que un rápido examen superficial.
  • Con gran frecuencia la razón exacta del accidente no es aparente de inmediato.

La sucesión normal de los acontecimientos que se citan más arriba puede verse impedida:

  1. Cuando con movimientos respiratorios apropiados hay alguna obstrucción a la entrada de aire en los pulmones.
  2. Cuando el centro respiratorios no manda las señales adecuadas a los músculos que mueven las paredes torácicas y el diafragma.
  3.  A pesar de realizarse los movimientos respiratorios de manera satisfactoria y estar expeditas las vías para la entrada de aire, existen factores intrínsecos pulmonares o torácicos que impiden la adecuada expansión de los pulmones.
  4. Por último, cuando siendo normales, tanto el ritmo respiratorio como el estado de las vías respiratorias, pulmones y tórax, la oxigenación de la sangre es incompleta a causa de anomalías cardíacas o de los grandes casos. Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

3. Obstrucción De Las Vías Respiratorias

En la actualidad a lo primero que se entiende es al estado de las vías respiratorias altas. Antes que el recién nacido inicie la primera inspiración de aire, deberán aspirarse con suavidad las secreciones de boca y nariz, para evitar que puedan pasar a los pulmones. Las mucosidades viscosas pueden bloquear las ramas del árbol bronquial y evitar la expansión completa de los pulmones. El meconio aspirado es todavía peor enemigo, ya que es muy irritante y difícil de extraer.

Al efectuar la aspiración de las secreciones bucales debe mantenerse al recién nacido cabeza abajo para facilitar el drenaje desde la tráquea. Si se supone que esas medidas no hayan sido suficientes para limpiar las vías respiratorias, deberá recurrirse a un especialista diestro en la práctica del sondeo traqueal o del uso del broncos-copio infantil, para que extraiga las secreciones situadas por debajo de la laringe. En raras ocasiones las vías respiratorias pueden estar obstruidas por anomalías laríngeas congénitas, o por compresión de la tráquea por alguna formación anormal intratorácica.

4. Inactividad Del Centro Respiratorio

Constituye el aspecto más peligroso de la asfixia. En estado normal, el descenso en el contenido sanguíneo de oxígeno estimula el centro respiratorio para que emita señales. Pero el centro puede dejar de responder si el descenso de la concentración de oxígeno es excesivo, o si ya estuviera lesionado por anoxia prenatal, lesión intracraneal, o administración imprudente de sedantes o anestésicos a la madre durante el parto.

Si el recién nacido no realiza durante el primer minuto que sigue al parto ningún esfuerzo para respira, deberán ponerse en práctica las medidas de reanimación. En muchos casos se logra activar al centro respiratorio perezoso por estímulo físico de la piel, Ya sea por frotación, percusión o por soplar sobre la misma. Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

De ordinario se administra oxígeno, con lo cual se puede obtener el beneficio máximo de cualquier esfuerzo respiratorio por débil que sea. Si se tiene colocada una sonda traqueal se puede hacer llegar el oxígeno directamente al interior de los pulmones. Debe regularse la presión del gas con cuidado para evitar que el tejido pulmonar, tan delicado, sufra daño por hiperdistensión. Precaución semejante debe tenerse con cualquiera de los métodos de insuflación artificial que se use, es decir, el directo de boca a boca, el de inflado de los pulmones con sonda traqueal o respiradores mecánicos.

La actividad respiratoria es estimulada a veces con medicamentos para anular los efectos de narcótico y anestésicos administrados a la madre. El más digno de confianza es el benzoato sódico de cafeína a la dosis intramuscular de 0.5 ml. Si la responsable es la morfina o una de sus similares como Demerol, puede usarse, por sus efectos antagónicos, clorhidrato de Nallina o Lorfan por vía venosa. En la actualidad se consideran demasiado peligrosos para el recién nacido los estimulantes del sistema nervioso central como Metrazol, Coramina, estricnina y picrotoxina. Cuando la respiración débil se debe a anoxia, lesión o anormalidad intracraneales, los medicamentos serán menos eficaces.

5. Anomalías Intrínsecas Del Pulmón

Atelectasia: El trastorno principal entre los estados anómalos del pulmón es la atelectasia. Indica esta palabra que existen zonas en el pulmón que permanecen contraídas, sin contener aire en los alveolos y, por consiguiente, no son útiles para el intercambio respiratorio. Al nacer, es normal que los pulmones estén contraídos y desprovistos de aire, pero con la primera inspiración se infla un gran números de alveolos que, al continuar las respiraciones sucesivas, va siendo cada vez mayor, hasta que la expansión del órgano llega a ser completa.

La atelectasia puede deberse a falta de abertura inicial de los alveolos, que a su vez puede depender de incompleto desarrollo pulmonar, debilidad de los movimientos respiratorios, u obstrucción por mucosidades depositadas en los bronquios que impiden al aire penetrar en los alveolos. Las porciones anterior y superior de los pulmones se expanden con mayor facilidad, por lo que las zonas atelectásicas suelen hallarse situadas en parte posterior y base del pulmón.

Es también fomentada por aspiración de contenido amniótico y meconio antes del parto o durante éste. El meconio de las vías respiratorias superiores debe extraerse la más pronto posible. Sin embargo, el principal daño es producido por el desecho que se queda en las ramas del árbol bronquial y que no puede quitarse ni con broncoscopio. Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

Síntomas y Tratamiento De Estas Anomalías

  • Los síntomas dependen de la extensión que ocupe la porción colapsada.
  • Las zonas de pequeñas dimensiones se descubren casi siempre de manera accidental con motivo de cualquier examen radiográfico del tórax. Puede no haber síntomas apreciables.
  • Si la extensión del colapso es moderada, se observa cianosis ligera pero peligrosa.
  • Cuando las porciones pulmonares afectadas son extensas, hay cianosis definida, respiración difícil o ruidosa, debilidad y, por último, agotamiento del paciente.
  • El tratamiento es la administración continua de oxígeno y de aire saturado de vapor acuoso.
  • El oxígeno se administra para que las zonas que entren en función proporcionen la mejor oxigenación posible a la sangre que las atraviese.
  • La atmósfera húmeda es conveniente para fluidificar la secreciones y facilitar su expulsión.
  • Los cambios frecuentes de posición constituyen un buen método para permeabilizar las zonas colapsadas.
  • Como hay el peligro de infecciones secundarias en las porciones inactivas del pulmón, es frecuente administrar, además, algún antibiótico. Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

6. Síndrome De Insuficiencia Respiratoria o Enfermedad De Membranas Hialinas

El síndrome de insuficiencia respiratoria es el trastorno pulmonar más mortal en salas de neonatos. Es una variedad peculiar de atelectasia, en la cual el estudio amplio durante dos decenios no ha brindado conceptos uniformes en cuanto a patogenia ni tratamiento adecuado. El cuadro clínico del síndrome de insuficiencia respiratoria es bastante neto. El trastorno ocurre casi exclusivamente en prematuros o en niños nacidos por cesárea, o en hijos de diabéticas.

En término de 12 horas del nacimiento, los pequeños  muestran aumento progresivo de la rapidez y la dificultad para respirar. Son datos característicos de los periodos incipientes del padecimiento respiración ruidosa, dilatación de las ventanas nasales y retracción de espacios suprasternal e intercostales con algo de cianosis. Después, los jadeos, la cianosis que no alivia por oxígeno, y, por último, las crisis de apnea con agotamiento completo, anuncian la etapa más grave de la enfermedad.

El restablecimiento espontáneo suele comenzar antes de 48 horas de edad; la mayor parte de las muertes ocurren antes de las 72 horas de edad. Las radiografías de tórax muestran disminución general de la ventilación pulmonar, con un cuadro difuso de infiltración puntiforme fina, que suele llamarse reticulogranular. Las estimaciones de química sanguínea revelan disminución de saturación de oxígeno (paO2) y aumento de la retención de CO2 (pCO2) con acidosis y aumento de la concentración sé-rica de potasio. Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

Tratamiento

  • El tratamiento se encamina a sostener la ventilación pulmonar y a brindar una atmósfera lo suficientemente rica en oxígeno para dominar la cianosis.
  • Suele ser parte de la terapéutica la administración intravenosa de glucosa y bicarbonato para brindar calorías y corregir la cianosis. Los niños deben molestarse lo menos posible.
  • Algunos autores aconsejan la digitalización.
  • Si los pequeños pueden pasar las primeras 48 horas sin que sea menester recurrir a ventilación mecánica, la mayoría se restablecerán. El pronóstico es malo para quienes necesitan las medidas más enérgicas.

7. Malformación De Pulmones o Tórax

Pueden observarse diversos defectos congénitos de pulmones y tórax. Aunque raros por fortuna, es imprescindible reconocerlas pronto. Puede faltar un pulmón o parte de él (agenesia). a veces con alteración respiratoria sorprendentemente leve del recién nacido.

Los defectos de diafragma (hernia diafragmática o eventración) que permiten a intestino u otros órganos entrar a la cavidad torácica, pueden corregirse con operación si se reconocen antes de que aparezca insuficiencia respiratoria irreversible. También, puede haber quistes grandes o pequeños al nacer, y debido al volumen de gas inerte que contienen, inmiscuirse y entorpecer la función del pulmón normal adyacente.

Cuidados De Enfermería

La enfermera desempeña papel fundamental en el cuidado de niños con insuficiencia respiratoria, puesto que de su observación para intervenir depende el reconocimiento de la aparición de un problema y de los cambios en la gravedad de éste. Como la insuficiencia respiratoria suele presentarse en niños que han sufrido anoxia, que son prematuros o nacieron por cesárea, o cuyas madres son diabéticas o han sufrido otras complicaciones del embarazo, corresponde a la enfermera vigilar cuidadosamente la aparición de los primeros síntomas para que se apliquen medidas adecuadas de sostén.

Los síntomas principales que hay que vigilar son color de piel, tono muscular, cifra y carácter de las respiraciones (aleteo nasal, estertores audibles, tiro costal), vigor y profundidad del llanto, respuesta del pequeño a la manipulación y grado de recelo. Por desgracia, se necesitan experiencia y juicio para interpretar estos signos con precisión. Sin embargo, la enfermera está en mejor posición que el médico para observar continuamente al paciente. Debe transmitir a aquél sus observaciones con prontitud si sospecha que el enfermo empeora. Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

Los niños que padecen esa dificultad respiratoria necesitan estar atendidos por una enfermera capaz de instituir al momento las medidas de sostenimiento y ejercer una vigilancia ininterrumpida. Las medidas de mayor urgencia son aspirar el contenido gástrico, para evitar que llegue a las vías respiratorias durante la inspiración, y hacer aspiración de las mismas para dejarlas libres de secreciones. Deberá administrarse oxígeno y proporcionarse una atmósfera húmeda y caliente durante todo el periodo de dificultad respiratoria, y mantener reguladas las concentraciones del gas y la temperatura del aire, para que permanezcan invariables.

Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

La administración de líquidos con la rapidez planeada es muy importante durante los primeros días, ya que al final de ese corto espacio de tiempo es casi seguro que se produzca la muerte o bien la mejoría definitiva con señales de apetito. A los niños que después de ese breve periodo sigan teniendo dificultad para respirar es necesario alimentarlos con sonda. Las manipulaciones deberán hacerse con suavidad y reducirlas al mínimo, para evitar estímulos que no puedan tolerar .

Es importante prevenir la distensión abdominal, porque impide la expansión pulmonar normal. La observación de las respuestas del niño a los cambios de postura permitirá a la enfermera descubrir en cual de ellas respira más fácilmente y está menos cianótico. El evitar infecciones es parte importante de los cuidados asistenciales, porque la superposición de cualquier enfermedad trivial puede causar la muerte a quienes ya se encuentran en un estado desesperado de gravedad.

RELACIONADAS

– Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

5 pensamientos en “Atención De Enfermería Para El Recién Nacido Enfermo

  1. minecraft

    Hey There. I discovered your weblog the usage of msn. That is a very neatly written article.
    I will be sure to bookmark it and return to learn more of your helpful
    information. Thank you for the post. I’ll definitely
    comeback.

    Responder
  2. minecraft

    Its like you read my mind! You appear to know so much about this, like you wrote the
    book in it or something. I think that you could do with a
    few pics to drive the message home a bit, but other than that, this is fantastic blog.
    A fantastic read. I’ll certainly be back.

    Responder
  3. minecraft

    Wonderful article! That is the kind of info that are meant to be shared around the internet.
    Disgrace on the search engines for no longer positioning this
    put up higher! Come on over and visit my website .
    Thank you =)

    Responder
  4. minecraft

    Howdy! I could have sworn I’ve been to this site before but after reading through some of the post I realized it’s new to me.
    Anyways, I’m definitely happy I found it and I’ll be bookmarking and checking back often!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *