Cuidados Del Recién Nacido Sano y Valoración Física (Primera Parte)

por | 5 septiembre, 2017

Cuidados Del Recién Nacido Sano y Valoración Física 

Cuidados Del Recién Nacido Sano

Para sus padres, el recién nacido es la culminación de planes, esperanzas y temores experimentados durante el largo período de la gestación. De manera comprensible, los padres pueden sufrir estabilidad emocional y reprimirse durante los primeros días de vida del pequeño. Su alivio por la terminación venturosa del trabajo de parto y el parto va seguido inmediatamente de interés por la normalidad de su hijo y su capacidad para cuidarlo debidamente. Sujetarán a un ansioso escrutinio cada aspecto de su físico y su comportamiento.

Es importante que quienes ayuden en los primeros cuidados del niño pueden hacerlo con los padres a estar tranquilos y a diferenciar entre las alteraciones que tienen significado temporal o trivial y las que pueden tener consecuencias posteriores para el niño.

Cuidados Del Recién Nacido Sano

Cuidados Del Recién Nacido Sano

Valoración De Las Funciones Vitales

1. Función Cardiopulmonar:

  • Sin oxigenación adecuada de sus órganos vitales, el cuerpo no puede crecer.
  • La oxigenación corre fundamentalmente a cargo de corazón y pulmones.
  • El principal criterio al respecto que puede vigilar la enfermera durante sus observaciones diarias son el color de la piel y el carácter de las respiraciones del niño.
  • El color normal de la piel varía desde rosa delicado a rubicundez. Esta es más constante en tronco y cara.
  • Como en el pequeño no circula la sangre con libertad hacia sus extremidades, sus manos, pies y labio superior no siempre son indicadores dignos de confianza del grado de oxigenación de sus tejidos.
  • Durante el reposo pueden estar obscuros e incluso azules, pero al mismo tiempo su tronco y mejillas son sonrosados.
  • Cuando aumenta la temperatura o la actividad orgánica, este fenómeno (acrocianosis) tiende a aclararse.
  • Si hay dificultad real en la oxigenación de los tejidos, el llanto o el aumento de actividad aumentarán la extensión e intensidad de la cianosis observada en la periferia.
  • La determinación de estos cambios en niños con piel muy pigmentada es más difícil.
  • Deberá ponerse atención a su aparición en mucosas o lechos ungueales.
  • La palidez generalizada de la piel puede indicar una función cardíaca débil, o, con mayor frecuencia, anemia.
  • Su presencia debe ponerse en conocimiento del médico para que se hagan estudio de laboratorio adecuados.
  • El recién nacido respira de manera superficial y rápida. La frecuencia varía entre 30 y 80 respiraciones por minuto, y el ritmo puede ser irregular.
  • Por lo general, mueve más el abdomen que el tórax, abombándose con la inspiración y hundiéndose con la espiración.

Cuidados Del Recién Nacido Sano

  • Los movimientos del tórax son suaves cuando el niño descansa; cuando llora, son más lentos y profundos.
  • Las respiraciones rápidas, trabajosas o quejumbrosas, indican ventilación imperfecta de los pulmones, en especial si se acompañan de retracción de la pared torácica durante la inspiración y cianosis de piel o mucosas.
  • Miller ha hecho hincapié en que la frecuencia respiratoria en reposo que se mantenga por encima de 40 por minuto indica ventilación anormal.
  • La frecuencia del pulso es difícil de determinar en el recién nacido.
  • Por auscultación torácica, se  encuentra en un niño sano entre 90 y 160 por minuto.
  • Las cifras que sobrepasan de manera persistente las 200 pulsaciones sin llanto probablemente sean anormales.
  • En el recién nacido no se puede determinar de manera normal la presión arterial, pero la técnica de la rubicundez brinda una aproximación aceptable de la presión sistólica. Se eleva el brazo del niño (o la pierna), se extrae la sangre con vendaje a presión y se retiene en seguida por detrás del manguito del esfigmomanómetro aplicado a la parte superior de la extremidad. Se desinfla lentamente el manguito, y se observa la presión a la que reaparece el color en la parte distal de la extremidad. Por este método se ha observado que los niños con 24 horas de nacidos tienen presiones sistólicas de 50 a 70 mm de mercurio, que suben en los siguientes días hasta 75 a 100 mm. Las cifras obtenidas en las piernas son por lo general un poco mayores que las anteriores. Cuidados Del Recién Nacido Sano

2. Actividad y Llanto:

  • La actividad varía mucho de un recién nacido a otro.
  • Durante un periodo que oscila entre unas horas a dos o tres días, muchos estarán soñolientos e inactivos, lo que se debe posiblemente a los efectos de la medicación materna durante el parto o la compresión cerebral durante su paso por el conducto del parto.
  • Tal inactividad no debe producir alarma si la respiración y el color son normales, si el niño reacciona, aunque sea momentáneamente a la estimulación suave, y si hay los reflejos de llanto y succión.
  • Una vez pasada la somnolencia, el recién nacido seguirá durmiendo buena parte del día, pero después de estimulación moderada se presentarán movimientos espontáneos de las extremidades, rotación espasmódica y despertar rápido.
  • En lactantes pequeños o delgados, puede aparecer una respuesta vigorosa a las menores perturbaciones durante los primeros días.
  • Al nacer, el llanto del niño es buena señal, puesto que indica el estado alerta de su sistema nervioso central.
  • Durante la infancia el llanto profundo y vigoroso continúa advirtiendo su bienestar físico.
  • El cambio a llanto débil o poco sostenido tras una estimulación adecuada puede indicar enfermedad o debilidad que requieran investigación.
  • El llanto ronco o el que se acompaña de una tonalidad inspiratoria alta (silbido bronquial) deben despertar sospechas de anormalidades en laringe, de naturaleza congénita o infecciosa.

3. Temperatura Corporal:

  • Inmediatamente después de nacer, la temperatura corporal del niño desciende hasta 36.5°C, fenómeno aceptado como normal. Durante las primeras 12 a 24 horas asciende gradualmente para situarse entre 36.6 y 37.2°C, en la cual se establece.
  • Las desviaciones subsecuentes de estos límites pueden indicar temperatura inadecuada del ambiente que lo rodea, ingestión insuficiente de líquidos o principios de enfermedad.
  • Algunos niños, por lo demás normales, son lentos para llevar su temperatura corporal hasta el grado deseable.
  • En las salas de cuna pude colocarse estos niños en una cuna calentada o en una incubadora de las que se emplean para prematuros.
  • En el hogar la conservación de la temperatura corporal puede lograrse envolviendo al niño en cobertores o exponiéndolo dentro de un canasto al calor de una lámpara de cuello flexible (de chicote).
  • Se deben emplear con cuidado las botellas de agua caliente y los cojines eléctricos, y sólo a través de un cobertor, puesto que la piel del pequeño se quema con facilidad. Deben evitarse las temperaturas mayores de 46°C.

Cuidados Del Recién Nacido Sano

  • Después de la estabilización inicial de la temperatura corporal, la ropa del recién nacido deberán adaptarse al clima ambiental que lo rodea. A temperatura ambiental de 21 a 24°C, la mayoría de los pequeños estarán a gusto con pañales, una camisita ligera de algodón y un camisón o una manta delgada de franela, para evitar el enfriamiento excesivo durante el sueño. Esta ropa puede tenerse que aumentar si no se logra mantener la temperatura del cuarto.
  • Sin embargo, la práctica general es vestir demasiado a los lactantes pequeños, lo que produce inquietud o irritación cutánea a causa de la sudoración excesiva.
  • Para probar su temperatura corporal, es mejor la espalda o el abdomen que las extremidades, que normalmente se conservan frías.
  • En clima cálido, cuando la temperatura de la habitación no puede disminuirse de 35.5°C, aun los lactantes pequeños sólo estarán cómodos con pañales si se les reguarda contra las corrientes directas de puertas o ventanas abiertas.

Tubo Digestivo

El recién nacido sano puede succionar o tragar en cuanto se recupera de los efectos inmediatos del parto. Los primeros alimentos deberán administrarse con precaución para comprobar que sus reflejos funcionan de manera adecuada y para evitar sobre carga del estómago. Cada hospital funciona de manera distinta. En algunos, se coloca al niño al pecho de la mamá casi inmediatamente después del parto, para iniciar las satisfacciones mutuas que se desarrollarán entre madre e hijo con respecto a la alimentación.

En otros, la alimentación láctea se substituye breve-mente con agua azucarada para comprobar la capacidad del niño de tomar sus alimentos de manera satisfactoria.

Por razones que no están del todo claras, muchos niños sufren secreción de moco faríngeo y gástrico durante sus primeros días de vida. Estas pueden controlarse por lo general quitándolas o aspirándolas con suavidad del interior de la boca mediante una jeringa. La acumulación constante de secreciones faríngeas con tos y expectoración durante la toma de alimentos o líquidos puede ser signo de atresia del esófago alto, por lo que debe comunicárselo al médico.

Durante el examen y el cuidado iniciales del niño, la enfermera debe confirmar que hay ano y anotará la primera evacuación. Parte importante de la observación del recién nacido es el registro constante del número, tipo y cantidad de evacuaciones. Las primeras están constituidas por meconio, substancias verde alquitranada que puede ser muy viscosa. A los dos o tres días de substituida por excremento de transición (suelto, color verde negruzco); más tarde, por excremento cuya consistencia variará según el tipo de alimentación que reciba el niño, es decir, leche materna o fórmula.

Vías Genitourinarias

Los riñones funcionan y se produce orina mucho antes del parto. Deberá tomarse nota de la primera micción, pues demuestra que se está produciendo orina y que las vías son permeables. La compresión del abdomen del pequeño durante el parto puede hacer que orine en el momento de nacer, cosa que a veces pasa inadvertida.

Durante el primero o el segundo día la cantidad de orina que se produce es pequeña; ocasionalmente pasarán 24 a 36 horas antes que haya una micción. Hasta que la alimentación se haya normalizado, la orina será color amarillo oscuro, y muy oscura si el niño tiene ictericia.

En los varones, el prepucio generalmente es largo y bastante adherente, por lo que no se ve el glande por completo; se denomina prepucio en capucha. Esto se acompaña con frecuencia de hipospadias, por lo que es importante la búsqueda del meato urinario en la superficie inferior del glande. La bolsa escrotal varía mucho según los recién nacidos. Por lo general, los testículos están dentro de ella, pero pueden estar en la región inguinal e incluso en los conductos. Emigran con rapidez a causa de la acción de los músculos cremasterianos, y muchas veces es difícil saber si un recién nacido tiene o no tiene descendidos los dos testículos.

Es común que haya un hidrocele (saco que contiene líquido acuoso) al rededor de los testículos. Tales formaciones pueden ser grandes y duras, produciendo una masa visible en el escroto. La mayor parte desaparece de manera espontánea durante los primeros meses de vida, pero algunas están acompañadas de hernias o se transforman en ellas y contienen asas intestinales. Cuidados Del Recién Nacido Sano

Cuidados Del Recién Nacido Sano

La circuncisión se hace con frecuencia por razones religiosas o culturales. Sus indicaciones médicas son discutibles, de manera que la decisión se dejará a los padres. Si se lleva a cabo la operación, deberá hacerse en el primer mes. Después la incisión se mantiene cubierta con gasa estéril y vaselina para evitar infecciones y que se le peguen los pañales. La curación es por lo general es tan rápida que en dos o tres días no se necesita protección. Como el recién nacido sangra con facilidad, se vigilará la herida para comprobar que esto no suceda con exceso.

Si no se hace la circuncisión, se debe enseñar a la madre que tire gradualmente del prepucio hasta que lo retraiga por detrás del glande para una limpieza adecuada. Deberá advertírsele que si lo mantiene por detrás de la corona más de lo necesario el prepucio puede tornarse edematoso y estrangular al pene, de manera que sea difícil volverlo a su lugar. Esto se llama para-fimosis. Si sucede, debe solicitarse atención médica para reducirla.

Las niñas tienen labios vulvares prominentes a causa de los estrógenos producidos por la madre durante la última parte del embarazo. En la vagina por lo general hay una secreción caseosa blanquecina. A veces, las niñas arrojan pequeñas cantidades de líquido sanguinolento (seudomenstruación) como otra consecuencia de la estimulación hormonal de la madre. Es conveniente examinar cuidadosamente los genitales para comprobar que existe vagina y que no hay crecimiento de clítoris, observación que identifica la existencia de trastornos endocrinos.

Tanto niños como niñas pueden mostrar efectos de los estrógenos maternos que circulan en la sangre, como crecimiento mamario, que, en algunos casos, produce pequeñas cantidades de líquido, llamado con frecuencia “leche de bruja”. El crecimiento mamario puede durar hasta cuatro a seis semanas. No tiene importancia.

Piel

El aspecto de la piel, tanto como referencia al color como a la consistencia y resistencia general, es muy variable según los recién nacidos. En muchos tiene poca grasa natural, lo que la hace irritable y propensa a las infecciones. Los primeros cuidado que se aplican a la superficie cutánea en los distintos hospitales difieren de manera considerable. En algunas instituciones se respeta el unto sebáceo con que nacen, considerando que constituye un medio natural defensivo que actúa durante cierto tiempo como crema protectora.

En otros centros se baña a las criaturas por completo y se les unta después todo el cuerpo con algún aceite neutro o pomada antiséptica. Los jabones que contienen hexaclorofeno son muy eficaces para eliminar los gérmenes de la piel. Para algunas criaturas el agua actúa como irritante si se aplica con demasiada frecuencia. En aquellas en quienes la piel sea seca o apergaminada, se despelleje, se hagan fisuras o grietas, o se formen pliegues profundos que no puedan mantenerse secos, es no sólo conveniente sino muy recomendable aplicar aceite con liberalidad y usar un mínimo de agua. 

Cuidados Del Recién Nacido Sano

En los niños muy activos pueden descamarse las capas superficiales de la piel de talones, dedos  de los pies, o tobillos si no se protegen éstos son fajeros de manta, bien apretados. Estos son los niños que nunca parecen tranquilos. Se asustan demasiado si oyen un ruido, si aparece súbitamente una luz intensa o se les cambia la posición en la cuna, o si se les toma en brazos o se les pasea. Durante sus primeros meses están más tranquilos si se les dan baños de esponja y no se les mete en una bañera. Su llanto es más caprichoso que lo común. Este tipo de niño descansará mejor cuando se le envuelve en una frazada y se le sujeta con firmeza en una posición favorita para dormir.

Las uñas del recién nacido son delgadas y flexibles; deben conservarse cortas para vitar que los movimientos desordenados de las extremidades le produzcan arañazos en cara o cuerpo.

1. Ictericia: Cuidados Del Recién Nacido Sano

Deberán investigarse cuidadosamente los signos de ictericia del niño en los primeros días de vida. Este examen debe hacerse con luz natural fuerte. El momento de aparición de este signo es de gran importancia. Cuando lo hace durante las primeras 24 horas de vida, indica casi con seguridad incompatibilidad sanguínea entre madre e hijo, cosa que requiere investigación en detalle. La ictericia aparece primero en la piel, como descamación de color amarillo pálido en cara y parte superior del cuerpo. Conforme aumenta su intensidad, la piel puede tomar una coloración amarilla, que llevará incluso a color anaranjado. En fases finales, se pigmenta también la conjuntiva ocular. La ictericia que no aparece hasta el tercero o cuarto día de vida suele tener poca importancia y desaparece en unos días más.

2. Manchas Mongólicas:

Son zonas irregulares de color azul verdoso, que se concentran en la parte inferior de la espalda. Se encuentran en todos los niños de origen asiático y son frecuentes entre las personas de color y razas mediterráneas, pero rara vez se observan en los de raza caucásica. Desaparecen paulatina y naturalmente cuando los interesados llegan a la edad escolar. No tienen relación con el síndrome de Down.

3. Nevos Pigmentarios:

En los niños que acaban de nacer pueden encontrarse nevos pigmentarios o manchas de color moreno o negro. Si son muy extensas pueden ser desagradables desde el punto de vista estético, pero fuera de eso no tienen importancia alguna. A las manchas muy extensas y planas de color moreno se las llama frecuentemente “manchas de café con leche”. Cuidados Del Recién Nacido Sano

4. Piel Marmórea:

Se designa así al aspecto que ofrece la piel de los recién nacidos cuando se hallan en estado de inactividad, o a consecuencia de la acción del frío; se caracteriza por la presencia de un veteado de color púrpura claro, semejante al de la piedra mármol, producido por los capilares cutáneos. Es fenómeno normal que desaparece al activarse la circulación periférica. La frialdad y el color azulado ocasional de manos y pies del recién nacido normal, ya se han descrito con anterioridad. Cuidados Del Recién Nacido Sano

5. Telangiectasia:

La dilatación de los capilares cutáneos, o telangiectasia, es muy frecuente en la parte posterior del cuello, menos común en la frente, párpados, y a lo largo de la línea media del cuero cabelludo y tronco. Los bordes de esas manchas cutáneas planas, de color rojo oscuro o púrpura, son definidos pero irregulares. A veces el vulgo de habla inglesa las denomina “picotazos de la cigüeña” y el de habla española “antojos”. Se desvanecen sin llegar a desaparecer por completo cuando la piel se hace más gruesa a causa del desarrollo normal.

En ciertos casos son precursores de la aparición de un hermangioma en forma de fresa. Está constituido este último por una formación de color rojo brillante, que hace relieve sobre la superficie cutánea y se debe a una colección de pequeños vasos sanguíneos, cuya presencia es rara en el momento de nacer la criatura, pero que aparece durante la segunda o tercera semana de la vida. Tales tumores se disuelven casi siempre de manera espontánea y desaparecen antes de los cuatro años de edad en la totalidad de los casos y en forma  natural. No necesitan tratamiento. 

6. Huellas De Los Fórceps:

Son las señales que se aprecian en la cara de los recién nacidos, causas por la aplicación de fórceps, pero que desaparecen en uno o dos días. Cuidados Del Recién Nacido Sano

7. Contusiones: Cuidados Del Recién Nacido Sano

Después de partos difíciles suelen observarse contusiones sobre la cara y cráneo del recién nacido. En los niños que nacen en presentación de nalgas es común observarlas cerca de la región glútea y genitales externos. Incluso las muy extensas suelen desaparecer en pocos días sin dejar cicatriz permanente.

8. Acné Miliar:

Es una erupción constituida por pequeños abultamientos de color blanco, del tamaño de cabeza de alfiler, que suelen observarse en la cara. Se trata de colecciones subcutáneas de reducidas cantidades de secreción sebácea, originadas por obstrucción del conducto excretor de las glándulas correspondientes. Puede abrirse al exterior y desaparecer.

9. Bolas De Cebo: 

Algunas veces se ven colecciones sebáceas semejantes a las anteriores, pero que llegan a formar grandes abultamientos en los pliegues cutáneos del cuello, axila o ingle. Al igual que el acné miliar, desaparecen con rapidez en cuanto se abre la piel que los cubre. Cuidados Del Recién Nacido Sano

10. Ronchas: 

En casos excepcionales es posible que hacia el segundo o tercer días de la vida se observe la presencia de ronchas o pápulas. Son pequeñas manchas manchas blancas, que hacen releve sobre la piel y están rodeadas por una zona eritema-tosa. Tienen aspecto muy semejante al de pequeñas picaduras de insecto. Aunque probablemente dependan de alguna respuesta alérgica que provenga de la madre. Cuidados Del Recién Nacido Sano

Cuidados Del Recién Nacido: Cabeza y Cuello (Segunda Parte)

VER MÁS PÁGINAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *