Anatomía del Esqueleto Humano – CIENCIA Y NATURALEZA

El Sistema Esquelético

La Anatomía del Esqueleto Humano incluye todos los huesos y las articulaciones en el cuerpo, en un cuerpo adulto se compone de 206 huesos individuales; actúa como un andamio al proporcionar soporte y protección para los tejidos blandos que componen el resto del cuerpo. El sistema esquelético, Por lo general se describe en dos partes: Axial y Apendicular.

El Esqueleto Axial

El esqueleto axial Abarca en el Cráneo, la Columna Vertebral, Reja Costal y Esternón.

1. EL Cráneo

El cráneo forma una cubierta protectora para el cerebro y los órganos sensoriales, y la parte inferior del Cráneo le da la forma a la cara. La base del Cráneo se une con la primera vertebra de la columna, el atlas; la articulación de los dos huesos  posibilitan algunos rangos de movimientos, como los de asentir y movimientos  laterales.

Las cavidades del Cráneo acomodan los ojos, la nariz, oídos y boca. Los huesos del cráneo poseen articulaciones únicas, llamadas suturas, las cuales se  entrelazan y se sostienen fuertemente mediante un tejido fibroso.

2. La Columna

La Columna vertebral (Espina Dorsal) es una de huesos, llamadas vértebras, separadas por un cojinete esponjoso de tejido Cartilaginoso llamado disco intervertebral. Por separado cada vértebra tiene una limitación de movimiento, pero colectivamente forman una gran unidad móvil. La espina está sostenida firmemente por los músculos de la espalda, los cuales permiten actividades como las de levantar algo.

3. Las Costillas y la Reja Costal

Las costillas y la reja costal se unen a las vértebras en la espalda y encierran El Corazón y los pulmones, Las primeras siete costillas, las verdaderas, se unen al frente con el esternón, las siguientes tres costillas, las falsas, se juntan entre sí y luego se pegan en la última costilla verdadera, Las dos últimas costillas, las flotantes, no se extienden hacia el frente.

Anatomía del Esqueleto Humano

Anatomía del Esqueleto Humano

El Esqueleto Apendicular

El esqueleto apendicular abarca los huesos de los brazos y piernas, los cuales se unen al esqueleto axial a través de una articulación rotatoria que se encuentra en la articulación de hombro y de la pelvis.

Anatomía del Esqueleto Humano

Anatomía del Esqueleto Humano

Huesos del Brazo: (Húmero, Radio y Cúbito) y de la pierna (Fémur, Tibia y Peroné) son huesos largos.

Huesos de la Mano: Con similar estructura, los huesos de las manos y pies constan de: 14 huesos de los dedos de manos y pies; 8 huesos de la muñeca, 7 del tobillo y otros 5 de la palma de la mano y planta del pie.

Huesos del Pie y la Pierna:  Debido a que las extremidades inferiores deben soportar grandes fuerzas, la  articulación rotatoria de la pelvis se une al esqueleto axial por medio de la articulación sacroilíaca, la cual es relativamente rígida; el movimiento de la articulación del hombro no es restringido y está unido a la reja costal en su mayoría por músculos encargados de proveer la estabilidad.

Anatomía del Esqueleto Humano

Anatomía del Esqueleto Humano

La Estructura Ósea

El esqueleto está compuesto por hueso, un tejido rígido y calificado; muy sólido a pesar de poseer una apariencia frágil. Los huesos del esqueleto conforman un armazón alrededor de órganos internos delicados, proveen el sitio de inserción para los músculos, y contienen médula ósea donde se elaboran los glóbulos rojos.

Los huesos largos se caracterizan por tener una vara central (Diáfisis) y unas terminaciones redondeadas (Epífisis).

La superficie exterior del hueso está rodeada por el periostio; membrana que abastece nervios y vasos sanguíneos al hueso, El periostio recubre todas las superficies óseas, excepto las superficies articulares, las cuales están cubiertas por cartílago. El hueso esta cubiertas por células en una matriz.

Estas desempeñan funciones como la formación de tejido óseo y su mantenimiento. Los mayores componentes de la matriz ósea son sales minerales que dan solidez al hueso y fibras del colágeno que proporcionan firmeza.

Etapas de la Formación Ósea

  1. El hueso crece a lo ancho mientras el nuevo hueso va formando protuberancias.
  2. Las protuberancias gradualmente van conteniendo los vasos sanguíneos.
  3. Más hueso va formándose, reduciendo el espacio alrededor del vaso sanguíneo.
  4. Eventualmente se forma el osteón.  

El Tejido Óseo Esponjoso

Los espacios creados por las ramificaciones de las trabéculas del hueso esponjoso originan una ligera pero muy resistente estructura.

Crecimiento Óseo

El hueso se inicia como un cartílago que evoluciona dentro del embrión. Al nacer, la  osificación (desarrollo del hueso) ya ha ocurrido en la mayoría de las bases cartilaginosas originales. Los huesos largos, luego desarrollan nuevos centros de crecimiento en sus extremos.

Entre el hueso en desarrollo y el hueso osificado se encuentra una capa de Cartílago, su centro de crecimiento, el cual se mueve constantemente, hacia los extremos, hasta que el cartílago se osifica.

Anatomía del Esqueleto Humano

Anatomía del Esqueleto Humano

Articulaciones

Cada vez que nos movemos, giramos, volteamos o doblamos, estamos usando nuestras articulaciones. El punto donde se unen dos huesos se conoce como articulación.

Excepto las articulaciones de cráneo que se conocen como suturas y conforman unas articulaciones estables e inmóviles, reforzadas por tejido conectivo fibroso.

En la encontramos distintos tipos de articulaciones: de esfera y fosa, de bisagra, deslizante, elipsoidal, pivotante y en silla de montar.  Anatomía del Esqueleto Humano

Diferentes grados de movilidad se logran con los distintos tipos de articulaciones; por ejemplo, la de mayor movilidad es la de esfera y fosa.

En algunas, como las de la parte anterior de la pelvis, el movimiento es restringido pues están unidas por una capa de cartílago y la sostienen firmemente ligamentos fibrosos.

Las superficies de las articulaciones sinoviales están recubiertas por un fino cartílago y rodeadas por una cápsula en cuyo interior está la membrana sinovial. Ésta produce líquido sinovial, el cual actúa como lubricante para desarrollar movimientos suaves y sin fricción.

Anatomía del Esqueleto Humano

Están robustecidas por ligamentos, los cuales previenen movimientos exagerados. Algunas veces, la forma como están conectadas las articulaciones permiten más de un movimiento; por ejemplo, la articulación del codo incluye movimiento de bisagra y pivotante.

  1. Articulaciones de Bisagra: los movimientos en un solo plano; la articulación de bisagra permite acciones como doblar (flexión) y enderezar (extensión) el codo.
  2. Articulaciones de Esfera y fosa: ofrece el mayor rango de movimiento, la fosa en forma de taza alberga la parte terminal de otro hueso en forma de bola.
  3. Articulaciones Pivotante: entre la primera y la segunda vértebras cervicales, el atlas y el axis, permite un movimiento rotacional; esto se conoce como articulación pivotante.
  4. Articulaciones Deslizante: el líquido sinovial de los huesos en la articulación deslizante permite que éstos se deslicen uno sobre el otro, con movimientos limitados.
  5. Articulaciones en silla de Montar: permite que se deslicen los huesos en dos direcciones, ofrece casi el mismo rango de movimiento que la esfera y fosa.
  6. Elipsoidal: permite el movimiento en dos direcciones, como la que ocurre  en la articulación de la muñeca.

Información Anatomía Humana

¿SABÍAS QUE…?

  • Los huesos contienen calcio y fósforo. La parte más fuerte es la de afuera. Dentro de los huesos largos hay una sustancia blanda, que es la médula ósea, Conectada con el aparato circulatorio, y que produce glóbulos rojos y blancos.
  • Un trocito de hueso puede soportar un peso de 9 toneladas sin romperse. El mismo peso destrozaría un trozo de cemento del mismo tamaño.
  • El hueso más largo es el Fémur (46 centímetros), y el más pequeño el Estribo del oído (2,5 milímetros = la punta de un lápiz).
  • Nuestros huesos de cada persona crecen hasta aproximadamente los veinticinco años.
  • Algunas personas tienen un par de costillas extras (decimoterceras).
  • El cuello de una jirafa tiene el mismo números de huesos que el cuello humano.
  • Los bebés tienen más de 300 huesos (una persona mayor 206), y se sueldan entre sí posteriormente. Estos huesos del bebé son muy blandos, como cartílagos, y se van endureciendo con el tiempo. Cuando somos mayores, se hacen más frágiles.
  • Por eso, una persona mayor cuando se cae se puede romper un hueso con más facilidad que un niño.

VER MÁS NOTAS RELACIONADAS