Huesos del Ser Humano COMPLETO!!

por | 2 enero, 2018

Huesos del Ser Humano

Anatomía de los Huesos

La Osteología se ocupa del estudio de los huesos, órganos blanquecinos duros y transparentes, cuyo conjunto constituye el esqueleto.

También el armazón del cuerpo humano formado por 206 huesos que sirven de sostén y protección.

Ubicado en el medio de las partes blandas, sirven éstas de apoyo y aún a veces presentan cavidades, más o menos profundas para alojarlas y protegerlas.

El Esqueleto Humano se compone esencialmente de una larga columna, la columna vertebral, colocada verticalmente en la línea media.

Esta columna en su extremidad superior sostiene el cráneo.

Su extremidad inferior se atenúa y se afila para formar el Sacro y el Cóccix, de la parte media de la columna.

También se desprende literalmente una serie regular de arcos óseos, las costillas, que vienen a articularse en la parte anterior en otra columna, la columna esternebral o esternón.

Junto con las dos columnas vertebral y esternebral, las costillas circunscriben un vasto espacio abierto por ambos extremos, el tórax.

Por lo tanto, en la parte superior del tórax de una parte y en la parte inferior de la columna vertebral de otra.

Se encuentran implantados en forma simétrica a cada lado, los lados pares de miembros:

  • Miembros superiores o torácicos y los
  • Miembros inferiores o pélvicos.

Anatomía del Esqueleto Humano – CIENCIA Y NATURALEZA

Funciones de los Huesos

Huesos del ser Humano

Huesos del ser Humano

Los huesos del cuerpo humano presentan diferentes funciones como lo son la de sostén, protección cuya función es la de proteger ciertos órganos.

Los huesos que rodean y forman ciertas Cavidades como:

  • Cavidad craneal
  • Cavidad vertebral
  • Torácica y
  • Cavidad pelviana, son huesos de protección.

Otras de sus funciones óseas bastante importantes, son el resevorio mineral, ya que todos sirven para reservar minerales que actúan en el metabolismo Óseo; y, la formación de sangre.

Por lo tanto, casi todos presentan esta función, excepto los huesos tales como los cortos, que no tienen dicha capacidad.

Los huesos tienen una capa exterior de tejido óseo compacto denso y una capa interior de tejido óseo esponjoso, que rodea a la médula óseo.

La proporción de cada clase de tejido óseo en un hueso depende de las tensiones y fuerzas que debe soportar.

Según su Forma, los Huesos Pueden Ser:

1. Huesos Largos

Huesos del ser Humano, Su longitud predomina más que su anchura y grosor. Formados sobre todo por huesos compacto.

También se distingue una zona central cilíndrica y alargada denominada Diáfisis y dos extremos redondeados llamados Epífisis.

Este tipo de huesos tiene dos extremos y un cuerpo. Algunos ejemplos son los huesos de las extremidades:

  • Húmero
  • Radio
  • Cúbito
  • Tibia

2. Huesos Cortos

Huesos del ser Humano, Sobre todo son huesos pequeños donde su longitud, grosor y anchura son casi iguales entre sí.

Se acoplan unos a otros para resistir mejor el movimiento y las presiones, y que suelen ser localizados en las zonas de las articulaciones.

También algunos ejemplos son los huesos del carpo , en la muñeca; los del tarso y tobillo, en el pie y las vértebras de la columna vertebral.

3. Huesos Planos

Son Aquellos huesos en que el ancho y el largo son predominantes sobre el grosor, por lo tanto son delgados.

Con dos capas de tejido óseo compacto entre las cuales hay una de tejido óseo esponjoso; en ellos predomina la superficie sobre el volumen.

Algunos ejemplos son los huesos que forman la bóveda del cráneo, los omóplatos y los de la cadera (coxales).

4. Huesos Irregulares

Huesos del ser Humano, Son huesos que no tienen dominio de ninguna de sus dimensiones, por tener formas muy complejas. ejemplo: etmoides, esfenoides, vómer, etc.

Datos claves:

  • El hueso femoral en la pierna es el hueso más largo del cuerpo. Se trata de una cuarta parte de la altura total de una persona.
  • Los huesos más pequeños del cuerpo son los tres huesos del oído medio: el yunque, el martillo y el estribo, que es el más pequeño.
  • El hueso más grande del cuerpo es el hueso pélvico.

Estructura de los Huesos

El hueso es una clase especial de tejido conectivo que es la vez fuerte, resistente y ligero, y que está formado por una serie de células especializadas y fibras de proteínas sobre una base gelatinosa que contiene:

Agua, sales minerales e hidratos de carbono, denominada Osteína.

El tejido óseo es un órgano vivo, que se descompone y se reconstruye sin cesar, modificando su forma y composición durante el crecimiento y a lo largo de la vida.

Al analizar la estructura de un hueso de fuera para dentro, podemos notar que está formado por una serie de capas diferentes:

Periostio

Una capa exterior, delgada, que está conformada por vasos sanguíneos y nervios. Esta membrana fibrosa cubre toda la superficie de los huesos, exceptuando el interior de las articulaciones.

También sus vasos sanguíneos aportan nutrientes a las células óseas.

Osteocitos

Son células óseas maduras derivadas de los osteoblastos que contribuyen la mayor parte del tejido óseo Al igual que los osteoblastos han perdido la capacidad de dividirse.

Los osteocitos no segregan materiales de la matriz ósea y su función es la de mantener las actividades celulares del tejido óseo como el intercambio de nutrientes productos de desecho.

También el tejido óseo compacto es denso y duro, forma la zona cortical de los huesos y se compone de columnas de células óseas mineralizadas con fosfato cálcico, lo que hace que los huesos sean a la vez elásticos y fuertes.

Por lo tanto estas células se denominan Osteocitos y se ubican concéntricamente, lo que da lugar a unos canales que se conocen como conductos de Havers, por donde pasan los nervios y los vasos sanguíneos del hueso.

Trabéculas

En primer lugar el hueso esponjoso es una estructura que tiene forma de enrejado y está compuesta de unas prolongaciones óseas denominadas trabéculas que se disponen siguiendo las líneas de mayor presión; esta estructura esponjosa hacen que los huesos sean ligeros.

También ocupa la zona central en los huesos cortos y planos y el interior de las Epífisis en los huesos largos.

Médula Ósea

La médula ósea se encuentra en el interior de los huesos, directamente debajo del hueso compacto en las diáfisis de los huesos largos, entra las trabéculas del hueso esponjoso y en el interior de los huesos cortos y planos y es un tejido especial muy rico en grasa.

Existen dos clases: Huesos del ser Humano

Roja, que rellena las cavidades de tejido esponjoso y la responsable de producir la mayor parte de células de la sangre.

En particular los glóbulos rojos y blancos; al nacer, todos los huesos del cuerpo poseen médula roja, pero a medida que se va llegando a la adultez, se va reemplazando por la médula ósea amarilla, que es más grasa y menos activa.

En la madurez, la médula ósea roja sólo se encuentra en el cráneo, las clavículas, las costillas, el esternón y la pelvis.

También la médula ósea amarilla se encuentra sobre todo en las diáfisis de los huesos largos.

Osteoprogenitoras

Son células no especializadas derivadas del mesénquima, el tejido del que derivan todos los tejidos conjuntivos.

Se encuentran células osteoprogenitoras en la capa interna del periostio (tejido que rodea exteriormente al hueso), en el endostio y en los canales del hueso que contienen los vasos sanguíneos.

En conclusión a partir de ellas se generan los osteoblastos y los osteocitos.

Osteoblastos

Son células que forman el tejido óseo pero que han perdido la capacidad de dividirse por mitosis.

Segregan colágeno y otros materiales utilizados para la construcción del hueso. También se encuentran en las superficies óseas y a medida que segregan los materiales de la matriz ósea, ésta los va envolviendo, convirtiéndolos en Osteocitos.

Osteoclastos

Son células derivadas de monocitos circulantes que se asientan sobre la superficie del hueso y proceden a la destrucción de la matriz ósea (resorción ósea).

Las sales minerales más abundantes son la Hidroxiapatita (fosfato tricálcico) y carbonato cálcico.

También en menores cantidades hay hidróxido de magnesio y cloruro de sulfato magnésicos. Estas sales minerales se depositan por cristalización en el entramado formado por las fibras de colágeno, durante el proceso de calcificación o mineralización.

Por lo tanto el hueso no es totalmente sólido sino que tiene pequeños espacios entre sus componentes, formando pequeños canales por donde circulan los vasos sanguíneos encargados del intercambio de nutrientes.

En función del tamaño de estos espacios, el hueso se clasifica en compacto o esponjoso. 

Hueso Compacto (Hueso Cortical)

Constituye la mayor parte de la diáfisis de los huesos largos así como de la parte externa de todos los huesos del cuerpo. El hueso compacto constituye una protección y un soporte.

Tiene una estructura de láminas o anillos concéntricos al rededor de canales centrales llamados canales de Havers.

Los canales de Havers están conectados con otros canales llamados canales de Volkmann que perforan el periostio.

También ambos canales son utilizados por los vasos sanguíneos, linfáticos y nervios para extenderse por el hueso.

Entre las láminas concéntricas de matriz mineralizada hay pequeños orificios o lacunae donde se encuentra los osteocitos.

Para que estas células pueden intercambiar nutrientes con el líquido intersticial, cada lacuna dispone de una serie de canalículos por donde se extienden prolongaciones de los osteocitos. Los canalículos están conectados entre sí y, eventualmente a los canales de Havers.

El conjunto de un canal central, las láminas concéntricas que lo rodean y las lacunae, canalículos y osteocitos en ellas incluidos recibe el nombre de Osteón o sistema de Havers.

Las restantes láminas entre osteones se denominan láminas intersticiales.

Hueso Esponjoso

Huesos del ser Humano

Huesos del ser Humano

A diferencia del hueso compacto, el hueso esponjoso no contiene osteones, sino que las láminas intersticiales están organizadas de forma irregular formando unos tabiques o placas llamadas trabéculas.

También forman una estructura esponjosa dejando huecos que están llenos de la médula ósea roja.

Dentro de las trabéculas están los osteocitos que yacen en sus lacunae con canalículos que irradian desde las mismas.

También, los vasos sanguíneos penetran directamente en el hueso esponjoso y permiten el intercambio de nutrientes con los osteocitos.

En conclusión el hueso esponjoso es el principal constituyente de las epífisis de los huesos largos y del interior de la mayor parte de los huesos.

Huesos del ser Humano

Fisiología Ósea

Las funciones de los organismos  podrían resumirse en funciones de sostén, de protección, de crecimiento y de depósito.

Si se analiza el metabolismo de los huesos se observa que las células óseas están especializadas

También en forma de una estructura mineral en la que intervienen varias sales: entre ellas las más importantes son:

  • Los compuestos del calcio y del fósforo.
  • La Oseína es una proteína de síntesis que sirve de cemento.
  • El calcio, el fósforo y varias sales minerales llegan a nuestros organismos por medio de los alimentos.
  • Estas sales minerales se absorben a través del intestino delgado y son transportadas en la sangre hasta sus sitios de depósito que son los huesos.
  • Por la acción de la hormona para-tiroidea y la vitamina “D” las salen minerales se fijan en los huesos.
  • El tejido óseo sin la médula adiposa está compuesto de sustancias orgánicas (principalmente proteínas), agua y minerales.

Huesos del Ser Humano

El componente proteínico de la base es la oseína y unas pequeñas cantidades de sustancia mucoide y albuminoide.

  1. También el agua en el hueso constituye el 25% de su peso.
  2. Las sustancias orgánicas el 30%.
  3. Por lo tanto las sales minerales el 45%.
  4. Las sales minerales que entran en su composición del hueso son las del calcio y magnesio de sodio, potasio y hierro.
  5. Además sustancias como el cloro, el flúor y el fósforo como componentes.
  6. El calcio contribuye el 2% aproximadamente del peso corporal, en el adulto.
  7. Cerca del 99% del calcio del organismo se encuentra en los huesos.

La deformación de los huesos o raquitismo es una carencia de la vitamina D y la falta de irradiación solar.

Puesto que hacen que los huesos tengan una menor carencia de sales de calcio y fósforo.

Las dosis excesivas de vitamina D, producen también desmineralización del esqueleto. la falta de hormona para-tiroidea.

Produce baja de los niveles de calcio en la sangre, y esto se traduce por mal funcionamiento muscular (tetania paratiropriva).

Los huesos se forman por la impregnación de sales minerales sobre membranas o sobre cartílagos, por ejemplo:

Los huesos de la bóveda del cráneo se osifican sobre membranas, y los de las extremidades principalmente sobre cartílagos. Huesos del Ser Humano

OTROS RESULTADOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

4 pensamientos en “Huesos del Ser Humano COMPLETO!!

  1. Pingback: Alimentos Malos Para Los Dientes - EL CUERPO HUMANO

  2. Pingback: Las Vitaminas FABULOSO!! - EL CUERPO HUMANO

  3. Pingback: Una Dieta Equilibrada BUENÍSIMO!! - EL CUERPO HUMANO

  4. Pingback: Los Minerales En Los Alimentos - EL CUERPO HUMANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *