Otras Alteraciones Del Recién Nacido

por | 22 septiembre, 2017

Otras Alteraciones Del Recién Nacido

Otras Alteraciones Del Recién Nacido

1. Enfermedad Hemorrágica Del Recién Nacido

  • Es una enfermedad que se caracteriza por la producción de hemorragias espontáneas durante la primera semana de la vida.
  • Pueden localizarse en la piel, orificios naturales u ombligo.
  • La sangre que sale con las heces fecales se llama melena.
  • Cuando las hemorragias son profusas o muy numerosas amenazan la vida por desangramiento.
  • El padecimiento depende de la falta de coagulabilidad de la sangre por producción insuficiente de protrombina, uno de los principales activa-dores del mecanismo de la coagulación.
  • Para la elaboración de la protrombina el organismo requiere vitamina K, que antes de nacer la criatura recibe de la madre.
  • Después de haber nacido la obtiene de los alimentos o de la actividad sintetizadora de los gérmenes que invaden su intestino.
  • Durante los primeros días de la vida la concentración de dicha vitamina es bastante baja en todos los niños.
  • En los prematuros y en aquellos cuya madre no les proporcionó cantidades suficiente, puede descender la protrombina hasta el punto que se presenten hemorragias.

El tratamiento consiste en administrar óxido de vitamina K, por inyección intramuscular, a continuación de lo cual la criatura comienza a producir protrombina con ritmo suficiente en plazo de una a dos horas. En los casos graves en que la pérdida de sangre haya sido considerable, es conveniente recurrir a la transfusión para proporcionar glóbulos rojos y corregir al instante la falta de protrombina.

2. Anemia En El Recién Nacido

Además de la anemia por enfermedad hemolítica e infección, el recién nacido puede tener cifras bajas de hemoglobina y eritrocitos a causa de pérdida de sangre antes del parto o durante él. Muy rara vez una hemorragia vaginal profusa por desprendimiento prematuro de placenta o placenta previa incluye cantidades importantes de la parte fetal de la circulación.

La pérdida es casi totalmente de sangre materna. A veces, puede presentarse hemorragia de la parte fetal de la placenta si se rompen las venas marginales, o si se desgarra o corta la placenta durante el trabajo de parto. Se presenta una forma más sutil de hemorragia cuando hay conductos anormales en la placenta por los que pasan a la circulación materna cantidades importantes de sangre fetal. Las placentas comunes de mellizos (o trillizos) están comunicadas a veces de manera que uno de los niños envía sangre al otro, quedándose anémico y haciendo a su vecino policitémico.

Puede sospecharse anemia no complicada cuando se observen palidez, inquietud, debilidad o taquicardia. En casos graves puede haber señales de insuficiencia cardíaca. El tratamiento consiste en administración inmediata de sangre debidamente tipada y cruzada. Otras Alteraciones Del Recién Nacido

3. Hijos De Diabéticos

Los hijos de mujeres diabéticas se encuentran en mayor peligro que los nacidos de madres normales, sobre todo si el padecimiento es de larga fecha o ha sido tratado de manera insuficiente. Las criaturas suelen ser de tamaño mayor que el correspondiente al tiempo de gestación, presentan aspecto edematoso y pletórico y se encuentran molestas a causa de un exceso de secreciones mucosas procedentes de faringe y estómago.

Para evitar que entorpezcan el intercambio gaseoso respiratorio es necesario practicar aspiraciones repetidas y mantener observación cuidadosa. Quienes han nacido por operación cesárea corren mayor riesgo de síndrome de insuficiencia respiratoria. La frecuencia de malformaciones congénitas es algo mayor en hijos de diabéticas.

La hipoglucemia, que explicaremos enseguida, suele presentarse durante uno o dos días; en el suero de estos niños se demuestra aumento de actividad semejante a la de insulina.

4. Hipoglucemia

La hipoglucemia en el neonato puede manifestarse por hiperirritabilidad, que en casos graves se convierte en convulsiones y coma. También puede producir apatía, inactividad, apnea y cianosis. En estado normal, el neonato tiene concentración sanguínea bastante baja de azúcar (40 mg a 60 mg/100 ml) y quizá no presente síntoma alguno aunque la concentración disminuya más.

La hipoglucemia sintomática es potencialmente grave para el neonato, pues si no se trata con éxito puede causar daño cerebral. Suelen estar indicadas la observación particularmente cuidadosa y la estimación de la glucosa sanguínea en hijos de diabéticas, niños que nacen con peso demasiado bajo para la edad de gestación, y pequeños en los cuales hay antecedentes de otros niños en la familia que han sufrido hipoglucemia o muerto por causas desconocidas. Otras Alteraciones Del Recién Nacido

El tratamiento consiste en inyección intravenosa inmediata de glucosa al 50 por 100 en dosis pequeñas, seguida de inyección intravenosa continua de glucosa al 10 por 100. El glucagon y, menos a menudo, la adrenalina o la efedrina, también pueden ser útiles para aumentar la concentración sanguínea de glucosa.

5. Hipocalcemia

A causa de función para-tiroidea o renal inadecuada, los neonatos de cuando en cuando presentan tetania hipocalcémica; son irritables y pueden presentar convulsiones. La concentración sanguínea de calcio en estado normal es bastante baja en el neonato en comparación con el niño mayorcito, pero se consideran importantes las cifras inferiores de 8 mg/100 ml; el tratamiento consiste en inyección intravenosa lenta de gluconato cálcico para alivio inmediato, seguida de cloruro cálcico por la boca.

PÁGINAS RELACIONADAS

Otras Alteraciones Del Recién Nacido

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *