Sistema Nervioso Simpático y Parasimpático – DIVISIÓN y DIFERENCIA

Sistema Nervioso Simpático y Parasimpático

 El Sistema Nervioso Autónomo

El Sistema Nervioso Simpático y Parasimpático está vinculado con el control automático de las funciones del cuerpo. Monitorea las condiciones internas y conserva al Cerebro y a La Médula Espinal informados sobre los cambios que ocurren en el cuerpo. Asimismo este sistema ayuda a controlar y regular varios de los procesos internos de los órganos, los cuales acontecen sin darnos cuenta.

Divisiones Simpáticas y Parasimpáticas del Sistema Nervioso Autónomo

Dividido en el Sistema Nervioso Simpático y Parasimpático, cada uno se estudia por separado y tienen funciones distintas, aun cuando en algunas partes del cuerpo los dos laboran juntos.

– La División Simpática

La división Simpática consta de células nerviosas de la Médula Espinal a nivel torácico y Lumbar. Al Sistema Nervioso Simpático se le denomina como el de “pelear o correr”, ya que se acciona como contestación a situaciones de emergencia.

Así al reaccionar ante una emergencia, el Sistema Simpático puede descargar respuestas como:

  • Acelerar el ritmo cardíaco
  • Aumentar la frecuencia respiratoria y
  • Dilatar las pupilas.

Sin embargo, puede causar cambios como:

  • El aumento de la presión arterial
  • Resequedad de la boca
  • Aumentar los niveles de azúcar en la sangre
  • Dilatación de las vías aéreas pequeñas del pulmón y
  • Aumentar la irritación sanguínea en los músculos

El íntegro de estas medidas desarrolla la habilidad individual de reaccionar ante emergencias. Igualmente, el Sistema Simpático es el gestor de regular la temperatura del cuerpo.   

Sistema nervioso simpático y parasimpático

Sistema nervioso simpático y parasimpático

– División Parasimpática

Sobre todo, la división parasimpática es más activa cuando el cuerpo está en reposo y sin ninguna amenaza.

Su función primordial es preservar la energía y restaurar el estado normal del cuerpo, favoreciendo la digestión y la eliminación de la orina y las heces del cuerpo.

Los órganos y tejidos torácicos, abdominales y pélvicos están bajo el influjo de las dos divisiones del Sistema Nervioso Autónomo: el Simpático y el parasimpático.

Con ambos sistemas laborando juntos, se afirma la actividad constante del cuerpo.

En consecuencia, el Sistema Nervioso Autónomo dirige la innervación de:

  • Los músculos de los ojos
  • Las glándulas salivares y las glándulas sudoríparas
  • Los músculos y
  • La Piel

Principales Órganos del Sistema  Simpático y Parasimpático

1. El Intestino Delgado

Los alimentos pasan al intestino delgado, debido que es conducto muy largo y mide aproximadamente 7 metros.

En el intestino delgado, el quimo se mezcla con los jugos intestinales y se transforma en quilo. Como resultado, las sustancias nutritivas son absorbidas y pasan a la sangre.

2. El Intestino Grueso

Los desechos no aprovechados de los alimentos se transforman en material fecal, que se elimina por el ano. Sobre todo, en la parte inicial del intestino grueso, se encuentra el Apéndice que al inflamarse produce apendicitis.

3. La Vejiga

Es una bolsa muscular donde se acumula la orina, hasta que esta sea expulsada al exterior. La vejiga, es una bolsa o saco musculoso hueca forrada, situada en la parte inferior del abdomen.

Tiene dos Funciones Principales: en primer lugar almacenar la orina y luego eliminarlo Como la orina entra en ella, la vejiga se relaja, permitiendo así que actué Como un Depósito de almacenamiento expandible.

3. Los Bronquios

Bronquios son la principal vía de paso hacia los pulmones. Cuando alguien toma una respiración por la nariz o la boca, el aire se desplaza dentro de la laringe.

El siguiente paso es a través de la tráquea, que lleva el aire al bronquio izquierdo y derecho, como resultado los bronquios se vuelven más pequeñas cuanto más se acercan al tejido pulmonar y luego se consideran los bronquiolos.

4. Los Pulmones

Los pulmones se parecen a dos esponjas grandes de color rosa. También están dentro de la cavidad torácica.

También está rodeada por los huesos de las costillas. Las costillas forman una especie de jaula, que recibe el nombre de caja torácica, en cuyo interior, además de los pulmones, se encuentra el corazón.

Uno de los pulmones se encuentra situado en el lado izquierdo de la cavidad torácica; el otro, en el derecho. Tu corazón está colocado aproximadamente entre ambos.

Entre las costillas hay unos músculos fuertes, los músculos intercostales. En el suelo de la caja torácica existe un músculo muy potente, el diafragma, que es el músculo de la respiración.

5. El Hígado

Es la glándula más grande de nuestro cuerpo y pesa, hasta 1,5 kilogramos, se encarga de la producción de la Bilis, también es almacenada en la vesícula biliar. La bilis es utilizada para disolver las grasas.

6. El corazón

El corazón es una bomba muscular de la dimensión de un Puño, que bombea sangre especialmente a todo el cuerpo en un proceso continuo; con los ventrículos del corazón como parte primordial de este proceso.

¿SABÍAS QUE…?

  • El bostezo es un mecanismo natural de aviso: el organismo necesita reposo o un cambio de actividad.
  • Sobre todo, se produce de un modo involuntario, tanto en las personas como en los animales, para indicar que hay necesidad de reponerse mediante el sueño.
  • El sistema nervioso recibe información de cansancio o el aburrimiento que está provocando una disminución de la atención.
  • En conclusión, cuando entra en juego el Sistema Nervioso Autónomo, responsable de que los ojos se cierren y la boca se abra al máximo, al tiempo que inspira profundamente.
  • Después, se produce una pausa en el proceso respiratorio, conocido como Apnea, a la que sigue una espiración al aire.
  • Por lo tanto, ésta puede ir acompañada de un ruido característico que, en ocasiones, resulta incontrolable.

OTROS SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO